TEMA 3



GENESIS DEL SISTEMA EDUCATIVO INGLES


En Inglaterra la intervención en materia educativa fue mucho más tardía y lenta y siguió unas pautas diferentes que en otros países. El Estado no desarrollo inmediatamente un proyecto nacional para la educación


  1. LIBERALISMO, INDUSTRIALIZACIÓN Y EDUCACIÓN EN INGLATERRA

Para entender la génesis del sistema educativo ingles hay que enmarcarla en su contexto social, económico y político. Inglaterra poseía un sistema democrático de los más antiguos de Europa, con un equilibrio delicado de poder entre la monarquía y el Parlamento. Esta práctica política democrática no estaba reñida con la existencia de una poderosa aristocracia que contaba con representación propia en la Cámara de los Lores, órgano contrapuesto a la Cámara de los Comunes.
Su principal característica fue el arraigado liberalismo político por lo que el Estado no debía interferir con la esfera privada de los ciudadanos. No todos los ciudadanos tenían la misma capacidad ¡de decisión en los asuntos comunes. El liberalismo representaba a los más poderosos. La difusión de ese sentimiento liberal influyo poderosamente en la limitación de la iniciativa estatal. A comienzos del XIX el Estado ingles no tenia apoyo ni legitimidad para impulsar un sistema educativo nacional.
Otra característica fue la existencia de una poderosa Iglesia nacional, la Anglicana. Tan confundida estaba con el Estado que el monarca era su cabeza visible, tenia importante presencia social, ocupándose de la enseñanza. La influencia eclesiástica se extendía a muchos ámbitos de vida privada y pública. La creación de un sistema educativo estatal obligaba a replantear las relaciones que debían existir entre Iglesia y Estado. La Iglesia anglicana fue uno de los agentes que abiertamente se opuso a que el Estado ocupase un lugar más relevante en la organización de la educación.
El fenómeno más importante fue la Revolución Industrial. La aplicación sistemática de los avances científicos a la producción, alteró el sistema artesanal y dio origen a un nuevo modelo económico, el capitalismo. Nuevos modos de producción de energía, revoluciono sectores tradicionales de producción como el textil o siderúrgico, desarrollo en investigación de carácter químico y biológico aumento notablemente la productividad agrícola lo que permitió expansión de una dinámica red bancaria que canalizo la inversión hacia una naciente industria. El desarrollo de la medicina mejoro las condiciones higiénicas y sanitarias y favoreció el crecimiento demográfico. El desarrollo del capitalismo industrial favoreció la aparición de nuevas clases sociales, como la nueva burguesía industrial y comercial con interese contrapuestos a la aristocracia rural y un proletariado urbano formado por los trabajadores de la industria, que pronto reclamarían un lugar propio en la sociedad inglesa. El cambio necesitaría más tiempo que en otros países. La Revolución Industrial inglesa no exigió una población bien educada, ni tampoco un nivel de alfabetización a corto plazo, más bien freno la expansión. La industria de esa época no exigió trabajadores cualificados, el uso masivo de mano de obra infantil alejo a muchos niños de la escuela, por ello la expansión industrial no se apoyo en un apreciable desarrollo educativo ni tampoco lo estimulo, pero el desarrollo económico acabaría produciendo un avance educativo


  1. EL MANTENIMIENTO Y LA MODERNIZACIÓN DE UN SISTEMA PARA LA EDUCACIÓN DE LAS CLASES SUPERIORES

Una de las características que presentaba la educación inglesa a comienzos del XIX era su organización por clases sociales, los sistemas educativos duales. Dos sectores muy diferenciados según el origen de sus destinatarios.
El sistema educativo liberal solía estar compuesto por escuelas primarias, para clases populares, que funcionaban de forma paralela y sin conexión con otras instituciones de formación secundaria y superior dirigidas a las clases populares. Haría falta muchos años para implantar la escuela “única”.
El sistema educativo ingles tenía dos subsistemas: uno de educación popular mantenido por organizaciones caritativo-benéfico ligado a las iglesia y la educación de las clases populares: las grammar schools y las universidades de Oxford y Cambridge que tenían un sentido más exclusivista y tradicional y ligadas a la iglesia anglicana. Aunque muchas de ellas habían sido fundadas con donaciones de tierras para atender a niños pobres se habían convertido en internados para niños varones de las clases altas. Las grammar schools preparaba a futuros universitarios o eclesiásticos que necesitaban las lenguas clásicas. A comienzos del XIX tuvieron constantes problemas de disciplina. Las universidades inglesas se quedaron anticuadas desde el punto de vista académico al excluir las disciplinas científicas. Estaban monopolizadas por la iglesia anglicana a cuyos intereses ideológicos servían.
Las nuevas clases sociales reclamaban para sus hijos una educación superior a la primaria, no estaban de acuerdo con la impartida por estas instituciones tradicionales.
Los radicales pugnaron por conseguir una mayor presencia política de la burguesía que formaba parte. El movimiento chartista exigía el sufragio universal masculino, acentuó la polarización social y favoreció la conjunción de los sectores más radicales de la burguesía con el movimiento obrero. Los radicales defendieron la inclusión de conocimiento científicos y las lenguas modernas en el currículo influido por el utilitarismo.
No toda la burguesía participaba de las mismas ideas. Muchos aspiraban a identificarse con las clases superiores tradicionales y preferían una educación clásica para sus hijos. Hubo dos factores para la modernización del subsistema educativo de las clases superiores: creciente demanda de educación secundaria y superior que las instituciones tradicionales no pueden satisfacer; dar entrada a nuevos conocimientos que permitieran el desarrollo de industria y comercio. Las grammar schools y las universidades tradicionales emprendieron un proceso de modernización. Thomas Arnold trasformo la organización de la escuela, elimino los malos tratos, adopto un liderazgo en el plano moral y religioso, introdujo nuevas materias. A ese proceso de reforma se sumarian otras. Se fueron creando instituciones nuevas como diversas academias científico-técnicas y comerciales, escuelas secundarias de pago que renunciaban al régimen de internado. Algunas adoptaron el nombre de college. El malestar que existía con Oxford y Cambridge impulso la creación de nuevos centros. La ruptura del monopolio en la enseñanza superior impulso un proceso de reforma en las dos universidades tradicionales modernizando sus currículos y suavizando el estricto control religioso, aumentando su prestigio.
La presión social que experimento el sistema voluntario e independiente de formación de clases superiores produjo una profunda trasformación, no solo en el sentido de crear instituciones sino en revitalizar las tradicionales.


  1. LA CONSTITUCION DE UN SISTEMA PARA LA EDUCACIÓN DE LAS CLASES POPULARES

Inglaterra contaba con un conjunto de instituciones educativas para la formación de las clases populares, un sistema muy rudimentario que dejaba fuera a amplios sectores de población. La educación formal estaba a cargo de instituciones vinculadas a la Iglesia. Tenían orientación religiosa y propósito de cristianizar a las generaciones jóvenes. El aprendizaje de la lectura era fundamental no así el de la escritura. Los enfoques educativos se caracterizaban por su intención caritativa y orientación social y política. Muchos niños solo tenían la educación que le impartían desde la familia, los que tenían más suerte tenían 3 tipos de escuelas: escuelas dominicales, el domingo era el único día que funcionaban, gratuitas, impartidas por la Iglesia y única posibilidad de acceder a un mínimo conocimiento. Dame schools: una mujer convertida en maestra se ocupaba por una pequeña cuota de cuidar y atender a hijos de otras trabajadoras, con una enseñanza muy pobre. Escuelas caritativas: por asociaciones benéficas que obtenían fondos de donativos de clases superiores, capacitaban a las clases populares a leer la Biblia y formación profesional básica. A comienzos del XIX se desarrollaron nuevas escuelas “escuelas de monitores” que supusieron un avance para las clases populares.


  1. NACIMIENTO Y EXPANSION DE LA ENSEÑANZA MUTUA:

Se debe a Lancaster y Bell a finales del XVIII. Fueron dos iniciativas independientes, cuyos promotores no establecieron contacto hasta tiempo después de la puesta en funcionamiento de ambas. Se conoció como enseñanza mutua o sistema de monitores. Los estudiantes más mayores o aventajados colaboraban como auxiliares del maestro, enseñando alumnos más pequeños. Los alumnos que desempeñaban esta función se llamaban monitores. Las actividades muy pautadas, establecidas la duraciones de las mismas, se fijan zonas para la lectura, calculo, escritura,… estaba dividida en grupos de 10 alumnos compartiendo pupitre y pasando de unas actividades a otras a lo largo de la jornada. Los monitores llevaban insignias que le distinguían de los demás. El maestro les instruía antes de iniciar la clase y luego ellos se hacían cargo de los demás lo que permitía a un solo maestro dirigir escuelas de hasta mil alumnos. El currículo de estas escuelas contenía escritura, lectura aritmética y religión. Lancartr renuncio a los castigos físicos y los sustituyo por un sistema de recompensas. Este método se extendió rápidamente y aristócratas y burgueses contribuyeron a su mantenimiento. Sentó las bases para una escolarización de masas.


EL ESTABLECIMIENTO DE UN SISTEMA DE EDUCACIÓN DE MASAS.


El desarrollo de la enseñanza mutua no estuvo exento de tensiones, algunas asociadas a la adscripción religiosa que tuvieron las iniciativas de Lancaster y Bell, uno cuatrero y otro anglicano. Lo que subyacía era la aceptación o el rechazo de la necesidad de educación a las clases inferiores. Las clases superiores consideraban que los pobres no deberían ser instruidos, las clases medias que para el desarrollo económico y la paz exigía un pueblo con formación elemental y la clase obrera reivindicaban formación para conseguir la trasformación social. Se discutía por el cambio de modelo social del Antiguo Régimen por otro más igualitario. La población inglesa se triplico entre 1800 y 1880 y ante las necesidades existentes la educación no recibió demasiada atención. Fue la reivindicación del sufragio universal masculino lo que planteo la necesidad de contar con electores instruidos. También las fábricas comenzaban a requerir mano de obra más cualificada lo que planteaba la necesidad de educar a las clases populares. En 1833 se inicio la concesión de subvenciones públicas para el sostenimiento de escuela aunque canalizadas a través de sociedades eclesiales. El enfrentamiento entre Iglesia y Estado por el control de la educación no se daría en Inglaterra de forma abierta ni agresiva. Las escuelas mutuas habían representado un avance pero resultaban limitadas. Su práctica no resultaba adecuada en poblaciones pequeñas. A lo largo del XIX se iría desarrollando en método “simultaneo”. El maestro se dirigía a grupos más homogéneos de alumnos de manera colectiva. Este método implicaba clases más pequeñas necesidad de disponer de más maestros formados. El desarrollo de una educación de masas obligaría a adaptar los métodos e implantar una administración educativa. La primera escuela normal se abril en 1840. Este mismo año se nombro a los primeros inspectores de escuela, en 1839 se creó el Comité de educación del Consejo Privado. En 1856 el primer Departamento de Educación. Representaba el despegue de un sistema de educación de las clases populares en el que el Estado ocupaba un lugar relevante.


VIAS DE INTERVENCION DEL ESTADO INGLES EN MATERIA EDUCATIVA


EL Estado inglés comenzó a intervenir en materia educativa. La diferencia fue que su intervención fue bastante mas tímida e impulsaba por las clases medias y obreras. Las primeras leyes generales de educación llegaron varias décadas más tarde que en otros países continentales.
La primera vía de intervención fue conceder subvenciones a algunas asociaciones para el sostenimiento de sus escuelas. Las principales beneficiarias fueron las vinculadas sobre todo a la Iglesia anglicana.
La segunda vía de actuación poner en marcha la Administración educativa que se desarrollo sobre los 40 pero se expandió en la segunda mitad.
La tercera vía de actuación fue la puesta en marcha de Comisiones para el examen de los problemas educativos. Visitaban las instituciones y elaboraban un informe que se debatía en el Parlamento para conseguir una uniformidad en el sistema educativo. En 1850 se creó una comisión para el examen de Oxford y Cambridge. En 1858 se creó la Comisión de Newcastle para examinar el estado de la educación popular en Inglaterra.
La aprobación de la Ley de Enseñanza Elemental de 1870 supuso la asunción de responsabilidades educativas por parte del Estado inglés y el inicio de la educación obligatoria.
También fue objeto de examen el sistema independiente y voluntario para la formación de las clases superiores. En 1868 se presento un informe de la Comision Taunton que sentó las bases para la reorganización de la educación secundaria inglesa.


(Resumen tomado de los foros de Alf)